Nuestra Historia

Hace unos años atrás aproximadamente en el año 2004,  fuimos invitados a un recibimiento en una Iglesia muy conocida, (Iglesia Oasis Moravia, con el Pastor Raul Vargas), en esos días recuerdo que nuestro matrimonio estaba acabado, teníamos el tiempo contado, mi esposa me planteó el divorcio el cual ya estaba hasta pagado solo quedaba que yo fuera a firmar.

 

Pero ese día mi hija de tan solo 6 años Kristtel lloraba por que ella quería ir a ver a una prima que venía de encuentro y nosotros como era de costumbre peleando, yo me bajé del carro y le dije: " Voy a cambiarme para ir a eso,  pero deje de llorar".

 

Recuerdo que cuando estaba ahí en mi cuarto, estaba teniendo una guerra interna que no entendía, algo me decía:" para que vas a ir, no vayas, la gente va a intentar convencerte de que cambies", en ese momento empecé a decirme: "Nadie me cambia yo no creo en eso"; me levante y tomé la decisión de ir, cuando íbamos de camino mi esposa entró por un parqueo horrible parecía  que habían votado una casa y le dije: "Si así es el parqueo no quisiera ver la Iglesia", cuando pasamos una puerta de metal que había... vi semejante edificio y empecé a sentir algo tan increíble en mi cuerpo que no podía resistir, yo llevaba en brazos a mi hija menor Michelle y me aferré tanto a ella... porque estaba asustado de ver lo que estaba sucediendo en mi cuerpo, y en mi corazón; ese hombre duro, rudo e inquebrantable estaba como un niño cuando le quitan un dulce, lloraba y lloraba y ni que decir cuando nos dirigíamos al servicio, entramos y yo me senté lejos de mi esposa.

 

¡Como olvidar esa palabra! fue lo que necesitabamos para terminar de hacer un cambio en nuestras vidas, LOS HIJOS AL MATADERO, me dio duro porque nosotros como padres y nuestro matrimonio ya estaba colapsado. Al finalizar la predica el Pastor Vargas hizo el llamado y al pasar a recibir a nuestro Señor en el corazón, selló mi vida, pero cuando salimos de la consolidación veo donde viene mi esposa, ella también había aceptado a Cristo en su corazón.

 

Sé que hubo fiesta en los cielos por que el Señor había recuperado una familia completa, sin embargo, no termina ahí, nos invitaron a un encuentro en la misma iglesia, iniciamos un proceso maravilloso que aun al día de hoy vivimos nuestro primer y único amor,  tomamos la decisión de apropiarnos de  una  palabra que el Señor puso en nuestros corazones, y hoy por hoy es nuestra dirección "Yo y mi casa serviremos a Jehová", Josué 24:15.

 

A los años el Señor nos empezó a inquietar en gran manera, nos dio el llamado a servirle como pastores, un día me despertó diciendonos: "Me servirán  pero como Pastores de multitudes" así que nos sometimos más y más... hace ya casi 9 años, que en nuestras oraciones y devocionales, nos dirigió de madrugada a un lugar y orábamos por ese lugar, pasábamos y parecíamos locos orando, afuera levantábamos nuestras manos y clamábamos por fe por que dinero no teníamos, era lugar muy grande donde muchos siervos estuvieron negociando, pero Dios lo tenía guardado para nosotros, dicen que era una bodega de maquila, pero ha sido extraordinario y gran proceso de fe donde una y otra vez hemos visto su amor y su poder.

 

Hoy estamos en ese ahí con una gran generación de servidores fieles a Dios, y su pasión es buscar esas personas a las cuales no tienen esperanza alguna, así, le demostramos el gran amor de Dios, porque esta Iglesia que hoy tiene por nombre OASIS DESAMPARADOS nació en el corazón de Dios.